¿Gemelos? ¡Que no cunda el pánico! Consejos para un embarazo múltiple

por Antonio Felipe

Muchas mujeres se sorprenden con la primera visita al ginecólogo cuando están embarazadas. Pocas de ellas esperan recibir la noticia de que van a ser madres de dos niños, pero la probabilidad de ello existe. De hecho, según Crecer Feliz, uno de cada 80 embarazos en España es de gemelos. Las complicaciones, por supuesto, son mayores que en una gestación normal y, por ello, el miedo y las inquietudes colonizan los pensamientos de la futura mamá.

¿Cómo me organizo para cuidar de ambos al mismo tiempo? ¿Cuánto podré estar con mi pareja? ¿Lograré hacer frente a todo lo que supone o me agobiaré y no sabré por dónde salir? ¿Tendré complicaciones durante el período de gestación? ¿Cómo puedo educarlos a la vez para que crezcan felices? Estas preguntas son las más comunes en un embarazo múltiple. Sin embargo, a pesar de todas ellas, sólo existe una cosa clara: ¡la felicidad se multiplica por dos!

embarazo multiple 1.jpg

Los consejos que se proponen a continuación ayudan a enfrentarse a un embarazo gemelar, y su correspondiente preparación al parto, con éxito. ¡Deja a un lado los miedos e inseguridades y disfruta de una de las etapas más bonitas de la vida!

Consejos de nutrición 

Una de las principales preocupaciones de cualquier mujer embarazada es el peso. Aumentar mucho éste último es algo que a muchas les quita el sueño, todavía más a aquellas que llevan gemelos en su interior. Éstas piensan que su volumen incrementará muy por encima de lo normal, pero lo cierto es que esa creencia es errónea. ¿Por qué? Porque una futura mamá ganará entre 15 y 20 kilos durante un embarazo múltiple, tan sólo cinco por encima de lo que conseguiría en uno normal, si cumple con una dieta adecuada.

Por consiguiente, y teniendo en cuenta esta apreciación, es conveniente controlarlo para no exceder los límites comentados, pues el sobrepeso puede facilitar la aparición de complicaciones en la gestación. Es evidente que han de modificarse los hábitos alimenticios, pero sin que eso suponga comenzar a comer por dos.

embarazo multiple 2.jpg

Las calorías necesarias al día son mayores en las embarazadas, y para quienes lleven gemelos en su interior la cifra crece de 2.800 en los primeros meses hasta las 3.300 en los últimos. Para alcanzarlas, hay que comer alimentos ricos vitaminas, hierro y calcio, además de ingerir un aporte óptimo de todos los nutrientes. Los suplementos de ácido fólico, vitamina B12, yodo y hierro son, por su parte, muy recomendables para prevenir anemia en el embarazo.

Asimismo, la hidratación es fundamental, por lo que se debe beber mucha agua durante la gestación, todavía más si ésta es múltiple. Nuestro consejo es beber casi dos litros, un vaso cada hora, y no separarte de una botella llena para tomar cuando se requiera y para evitar que se olvide cumplir con ello.

Consejos de ejercicio 

¿Hacer ejercicio estando embarazada? Sí, pero con moderación. No obstante, en un embarazo gemelar, no está tan claro. En este caso, practicar deporte depende de cómo se sienta cada mujer, ya que el médico lo permitirá si se encuentra bien, aunque sólo durante el primer trimestre.

embarazo multiple 3.jpg

A medida que el tiempo avanza, y a pesar de que todo marche sobre ruedas, la actividad física ha de rebajarse con el fin de evitar grandes esfuerzos y estrés. Bailar, nadar o caminar son ejercicios que pueden realizarse en todas las etapas, pero será el ginecólogo el encargado de dar la última palabra.

Esta reducción de la actividad, además, ha de ir acompañada de un descanso óptimo y de calidad. Lo mejor, para ello, es dormir entre ocho y diez horas cada día, como mínimo. De esta manera, se aminoran las contracciones uterinas y los riesgos de parto prematuro, muy común en los embarazos múltiples.

Consejos para un parto gemelar

Las mujeres con embarazo múltiple rara vez cumplen las 40 semanas antes de dar a luz y, generalmente, lo hacen en la semana 37 o 38. Por ello, cualquier embarazada de gemelos debe estar preparada cuando llegue este momento, con la posibilidad de salir camino al hospital en la primera contracción.

Una vez allí, comienzan las pruebas como ecografías, exploraciones y monitorización exterior. En ese sentido, lo más importante es mantener la calma para ayudar al médico y a la matrona en su trabajo de comprobar que todo está bien. Con ello, además, los profesionales estudian la disposición al parto del cuello uterino, por lo que hay que dejar a un lado las preocupaciones.

embarazo multiple 4.jpg

Cuando todo está listo para dar la bienvenida a dos nuevas personitas, la futura mamá es trasladada a quirófano, donde ha de atender todas las indicaciones dadas por el ginecólogo. La madre también debe conocer que no es recomendable que pasen más de cinco o seis minutos entre un niño y otro, porque el segundo en nacer puede padecer problemas de adaptación a su nuevo hábitat si pasa más de lo estimado solo en el vientre de la mujer.

Otros consejos

Para finalizar, únicamente queda añadir que los controles médicos y las visitas al ginecólogo son mayores en un embarazo múltiple. Por ello, es aconsejable que, en la primera reunión con el especialista, se marque un calendario para los estudios analísticos, las ecografías y las observaciones sanguíneas y de peso. En definitiva, las precauciones, en una gestación gemelar, han de ser extremas.

También te puede interesar

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que está de acuerdo con esto, pero puede optar por no participar si lo desea. Aceptar Leer mas >