Consejos antes de comprar una caravana. ¡Decidido, me la compro!

por Antonio Felipe

Viajar con la familia es una afición de muchos y, si estás entre ellos, estamos seguros de que tu cabeza se llena de destinos a los que ir cuando comienzas a planear la aventura. ¿Has pensado, en alguna de estas ocasiones, en hacerte con una caravana para visitar cualquier rincón que se te ocurra?

En ese sentido, las ventajas de comprar una roulotte son extraordinarias. Además de estar casi como en casa, te olvidarás de contratar vuelos, reservar alojamientos y buscar planes, porque la caravana te dará la libertad para improvisar el rumbo de tus viajes y los estacionamientos.

Razones no faltan para estar cada vez más convencido de lanzarte a la aventura rodante, pero entendemos las dudas que puedes tener si eres nuevo en este mundo. Por ello, aquí te dejamos, para que tengas en cuenta, algunos consejos antes de comprar una caravana.

consejos comprar caravana.jpg

Estudia tu situación

Lo tienes claro. Quieres una roulotte. Comienza la decisión: ¿por cuál me decanto?, te preguntarás. En primer lugar, antes de comprar una caravana, es importante que definas cuál es tu situación. Para ello, bastará con contestar cuestiones como cuántas personas viajarán en ella, con qué frecuencia vas a montar, para qué la vas a utilizar (rutas o fijarla en un camping), qué potencia tiene el automóvil donde irá enganchada o cuánto dinero te quieres gastar.

Las respuestas te ayudarán a confeccionar una pequeña lista en la que quedarán plasmadas todas tus necesidades y, a partir de ellas, es recomendable que te centres en aquellas caravanas que puedan satisfacer esos requerimientos. De esta forma, tendrás presente todo lo que quieres y, por tanto, encontrarás aquello que precisas.

Establece un presupuesto

consejos caravana presupuesto.jpg

Sí, fijar un límite de dinero es fundamental antes de comprar una caravana, porque así podrás conocer entre qué posibilidades te mueves e, incluso, decidir si hacerte con una roulotte nueva o si, por el contrario, es más conveniente adquirir una de segunda mano. Además, has de tener en cuenta las inversiones adicionales más allá de la compra del vehículo como, por ejemplo, obtener el permiso de conducción especial, instalar un gancho homologado por la ITV en el coche o contratar un seguro.

Revisa los papeles

La documentación de la caravana debe estar en regla y, por ello, es muy importante que te cerciores de que así es. Fíjate, especialmente, en la tarjeta de inspección técnica de la roulotte, así como en sus datos. En este sentido, puedes echar un vistazo a la explicación detallada de Caravaneros.

Prueba todos los accesorios

Este paso es esencial, sobre todo si la caravana es de segunda mano, para asegurarte de que todo funciona. ¿Qué debes hacer? Abre y cierra el toldo, examina el avance, verifica la fijeza de las camas, comprueba el estado de los muebles y la ausencia de humedades, revisa que no entre agua, prueba el freno de mano con las patas subidas, repasa los depósitos de aguas sucias para ver que no tienen fugas, testifica el funcionamiento del gas e inspecciona el perfecto estado de las ventanas y sus gomas.

consejos caravana muebles.jpg

Hazte con una buena marca

¿Vas a utilizar mucho la caravana? Entonces, decídete por una roulotte de una marca resistente que, como mínimo, cuente con los elementos imprescindibles de aseo y cocina. Los usuarios habituales destacan algunas como Bürstner, Knaus, Adria y Hobbi. No obstante, si vas a estacionar la casa rodante en un camping, puedes prescindir de aquellas instalaciones que ofrezca el propio resort, como es, por ejemplo, una ducha.

Determina el número de ambientes

Los ambientes de una caravana son los módulos que encontramos dentro de ella. En ese sentido, decimos que una roulotte tiene dos ambientes cuando está integrada por un comedor convertible y una zona dormitorio, mientras que si en ésta última, además, se distingue entre una cama de matrimonio y otra parte con literas, los ambientes son tres.

La elección entre una caravana de dos o tres ambientes dependerá de tus necesidades. Evidentemente, si vas a viajar con la familia al completo, incluidos los más pequeños, lo mejor es que escojas el segundo tipo, mientras que si tu coche no es muy grande, la solución pasa por dos ambientes con literas.

Consejos antes de comprar una caravana de segunda mano

Ya lo comentábamos antes, si no dispones de un presupuesto muy elevado, adquirir una roulotte de segunda mano es una sabia decisión. Sin embargo, en este caso, has de prestar mayor atención a los detalles expuestos anteriormente, sobre todo aquellos relacionados con el estado del vehículo.

Así pues, la revisión de los neumáticos es aquí primordial. El primer paso es comprobar la fecha de fabricación y, después, examinar la inexistencia de anomalías y de problemas con el eje. A pesar de ello, nuestro consejo es cambiar las ruedas si la caravana es de segunda mano.

Por otra parte, habrás de fijarte en el buen aspecto exterior de la roulotte y, una vez dentro, inspeccionar la firmeza de paredes, techo y suelo, el funcionamiento de la corriente eléctrica o el correcto movimiento de las bisagras de ventanas, puertas y claraboyas, entre otros aspectos.

Siguiendo todos estos consejos, estás más que preparado para comprar tu primera caravana. Una vez adquirida, estamos seguros de que desearás estrenarla, y no se nos ocurre mejor lugar para ello que en las instalaciones de uno de los dos campings de Marjal Campings & Resorts. ¿Quieres conocer más?

También te puede interesar

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que está de acuerdo con esto, pero puede optar por no participar si lo desea. Aceptar Leer mas >